Beber alcohol moderadamente parece formar parte del elixir que alarga nuestra esperanza de vida. Así, un vaso de vino tinto o una cerveza al día pueden ayudarnos a vivir más tiempo, según las conclusiones de un estudio llevado a cabo por investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Shandong (China)

Los resultados determinaron que el consumo ligero o moderado de alcohol podía tener efectos “protectores” para la salud y reducir el riesgo de morir joven.

Según los expertos, estos datos demuestran que para la mayoría de las personas, los beneficios generales de beber ligeramente “compensan claramente” sus posibles efectos negativos.

“Nuestra investigación muestra que beber de forma ligera a moderada puede tener algunos efectos protectores contra las enfermedades cardiovasculares. Existe un delicado equilibrio entre los efectos benéficos y perjudiciales del consumo de alcohol, que debe enfatizarse en los consumidores y los pacientes”, aclara Bo Xi, líder del trabajo.

Comentarios